Escribo, luego vivo

Escribo, luego vivo
VERGEL DE LA PALABRA

UNIVERSO MÁGICO DONDE LOS VOCABLOS ESTÁN HECHIZADOS




viernes, 4 de diciembre de 2009

Lapislázuli



Es un objeto colocado como adorno sobre la mesa,
acompaña mi despertar y mi último bostezo en la noche,
mi trabajo diario, mis titubeos y mis impulsos.
Simplemente, un objeto,
 un recuerdo de una isla griega de un bonito viaje.
Llevo años contemplándolo
en mi mesa de trabajo
y ha sido desplazado
en varias ocasiones,
de una esquina a otra, junto al ordenador,
tras la impresora,  frente a la lamparilla,
ante la ventana donde reluce con el sol de la mañana.
Goza de personalidad,
forma parte de mi vida literaria,
punto de referencia para aprisionar papeles
que el viento se empeña en hacer volar,
suave caricia para mis dedos nerviosos,
serenidad para mis ojos cansados.
¿En qué momento, en qué preciso instante,
un objeto, una piedra inanimada
se vuelve imprescindible?

8 comentarios:

vuelo de hada... dijo...

Querida es increíble...pero cierto y mira este como tiene toda una historia en tu vida.
Mis abracitos y yo también quiero uno jaja ;)

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola María Teresa!
Quizás porque sea una posesión del alma.

Saludos de J.M. Ojeda

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Goza de personalidad,
forma parte de mi vida literaria,"


Eres encantadora, desde el título que me dejó muerto. Me encanta esa palabra: Lapislázuli....

Saludos y un abrazo enorme

Juan José Romero M-E. dijo...

A veces los objetos se convierten en algo inseparable de nuestras vidas.
Mi objeto es una navajilla que me encontré teniendo nueve años. Tiene las cachas de nacar y una cruz grabada en ellas. Estoy jubilado y durante toda mi vida laboral me ha servido para sacar las grapas de los papeles. La conservo como oro en paño.
Un beso, María Teresa.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga MTeresa.
He leído tu blog y no se si podré describir lo que vi.
Usaré tus titulos para asemejarme un poco a lo que retiene mimemoria.

Lapislázuli
que venga a mi el olvido
que vuelva la luz a mis ojos
!ay! no puedo escribir así, ciego
porque me abruma un frenesi
de dioses y momentos mágicos.
Amiga, eso es mucho para mi.

Fué un placer leerte.
Me he tomado la libertad de usar las palabras tuyas porque no encontraría otas similares.
Jecego.

vuelo de hada... dijo...

Querida muchas gracias por tus palabras en verdad las agradezco de todo corazón.
En cuanto vuelva te seguiré visitando me gusta mucho como escribes y de la manera que lo haces.
Un abrazo quiebrahuesos.

Rodolfo Cuevas dijo...

María Teresa:
Me ha gustado mucho este escrito, yo también poseo una piedra, color verde esmeralda, que cumple una función similar.
Un abrazo.

moonlight dijo...

yo constantemente cambio de fetiches!