Escribo, luego vivo

Escribo, luego vivo
VERGEL DE LA PALABRA

UNIVERSO MÁGICO DONDE LOS VOCABLOS ESTÁN HECHIZADOS




domingo, 14 de febrero de 2010

DÍA DE LOS ENAMORADOS



Ella dijo:


A una determinada edad,
el único placer
que la vida te concede
es
el de comprarte ropa.

Y se echó a llorar.

15 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

K.O.

Ese final es como un puñetazo.

El poema genial.

Besos.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga María Teresa.

Me encantan tus letras
y la ropa que te cubre,
que dibuja tu silueta
ante el espejo que te pones.

Amiga para que nos enamoremos de tus letras debes ocultar un poco tu cuerpo, porque nos vemos en la necesidad de compartir.
Todo en ti me resulta hermoso.

Un abrazo de 78 años.
Jecego.

Rodolfo Cuevas dijo...

¡Qué tristeza!, la de ella; creo que en la vida uno mismo se impone los placeres que quiere... uno mismo decide ser o no ser de tal manera... un mismo logra vencer las barreras que se le interponen... y lo vicios que le amenazan... Objetiva y muy reflexiva entrada, María Teresa.
Feliz día del amor y la amistad recibe de mí un tierno abrazo.

Daniel dijo...

Tiemblo cuando me doy cuenta que ni siquiera me compro ropa; todo es culpa mía, yo soy mi vida.

Me ha gustado tu presentación, con una puesta dolorosa desde la protagonista.

Besos y buen domingo

manuel ru biales dijo...

qué triste, con la de cosas formidables que puede ofrecer la vida, incluso ir de compras. Pero hay un antes y un despues de eso

vuelo de hada... dijo...

No no no no no y noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo que se consiga un amor para que comparta con el momentos lindos y especiales, lo material...se acaba y el AMOR aunque no sea aterno es mejor disfrutarlo en el momento que jamás haberlo sentido.
Un abrazote amiga

RMC dijo...

Excelente texto un placer leerte.
feliz san Valentin,
un abrazo.

Braulio Pereira dijo...

no llore nunca
ella no tiene edad
tiene vida!!

besos!!

Flautista de Neón dijo...

Es esa tristeza que llega cuando no se desea.
Pero también es posible mirarse ante un espejo, sonreir, y afirmar lo bien que se está, porque la vida es bella.

Un abrazo, María Teresa.

GOGO dijo...

la vida nos concede lo que en su momento condedimos a la vidaa..todo es dar y recibirr..!!

joyita lo tuyoo...!!

de lo brevee hisciste lo enormeee..!!

mi cariñoo siempree cerquitaaa..!!

Federico Manuel dijo...

Y yo añadiría otro, que va más acorde a las circunstancias:

¡Comer!

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola María Teresa!
A veces, solo a veces,
la mirada silenciosa puede más que el mejor de los regalos,
solo a veces…

Saludos de J.M. Ojeda

reltih dijo...

mucha mística y sarcasmo urbano. y lo peor de todo es que es cierto. no sé como hay personas que sólo sirven para: nacer, crecer, reproducirse y morir. gran tema.
un beso

Señor Brote dijo...

¿A una determinada edad?
¿Ella?
Compar ropa siendo mujer es como cascarse pajas siendo chico y adolescente; de los pocos gustos que conocerás.

Es broma, eh, no se lo tome usted a mal. xDDD

Marcelo dijo...

Muerte a San Valentín!
Confidente de Dios que suele contar el dinero adelante de los pobres.