Escribo, luego vivo

Escribo, luego vivo
VERGEL DE LA PALABRA

UNIVERSO MÁGICO DONDE LOS VOCABLOS ESTÁN HECHIZADOS




viernes, 29 de octubre de 2010

Fumar es un placer


Hubo un tiempo en el que yo fumaba...
de hecho, era una fumadora brutal,
obsesiva y empedernida.
Aspiraba cada calada
como si fuera la última
y no concebía acto alguno de mi vida
que no estuviera asociado al cigarrillo.
¡Qué feliz fui en aquella época!
Pero el día más feliz de todos
fue aquél que me dije:
hoy me dejo de fumar.
Y lo conseguí.

21 comentarios:

Torcuato dijo...

Entonces el placer es no fumar y demostrarte que eras más fuerte que ese vicio.
Un beso.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, querida María Teresa:
Sí, es muy cierto, fumar es un placer, pero es un placer mortal...
Por mucho tiempo estuve atado a este asqueroso vicio y, aunque quería abandonarlo, no encontraba la forma en como liberarme de sus terribles e invisibles cadenas, hasta que un buen día un maestro espiritual llamado Og Mandino me convenció de que yo era un dios en miniatura, por tanto, capaz de lograr cualquier cosa que me propusiese; me propuse el dejar de fumar y, gracias al Supremo Creador, tan hediondo vicio, para mí, dejó de ser un placer.
Te felicito de corazón, amiga querida, por también haberlo dejado.
Mis abrazos.

EL AVE PEREGRINA dijo...

Mi enhorabuena por tal decisión, la fuerza de voluntad hace milagros, la verdad es que no fumo y tengo la suerte que mis hijos tampoco.

Un abrazo.

reltih dijo...

uju, qué buena decisión!!!
un abrazo

Lola dijo...

Enhorabuena, yo todavía no tengo la decisión tomada. upssss

Flautista de Neón dijo...

Un propósito, y un logro, que es todo un placer leer, María Teresa.

El tabaco, por desgracia, se ha llevado a varios seres queridos de mi entorno, y siempre recomiendo que se deje de fumar.

Un saludo afectuoso.

merce dijo...

Esa misma decisión la tomé yo, hace unos años...y me hace muy feliz, tu lo describes muy bien.

Sé lo que era fumar de esa forma obsesiva, brutal y empedernida.


Uuuufff...parece mentira, pero me cambió la vida.


Besos y gracias, me identifiqué perfectamente M. Teresa

Mondragón de Malatesta dijo...

El hombre fuma, no por amor al tabaco, sino al humo.

Javier F. Noya dijo...

Me pasó, hace 15 meses, nos despedimos después de dos atados diarios de negros, más cigarros, como buenos amigos. Nos dijimos hasta nunca, sin rencores. Y cada uno partió según su rumbo. Besos de respiración profunda, sin tos, sin carraspera.

TORO SALVAJE dijo...

Felicidades.

Besos.

Ricardo Miñana dijo...

Pues si, es un placer y tambien una chimenea negra como el carbon en nuestra garganta, te libraste de una buena al dejar de fumar, yo llevo ya 11 años que le dije adios al tabaco.
un placer pasar por tu casa.
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

Jota Ele dijo...

Eso es lo que voy a hacer yo, ya.

Saludos.

Igna dijo...

Yo sigo fumando en pipa... De algo hay que morirse, no me privo (de momento) de algo que me agrada.
Bs.

don vito dijo...

Hola MTeresa, vicios hay muchos, los mejores los inconfesables, gracias por tan bellas letras, un placer seguirte, pasa buen domingo, besos.

Carmen Silza dijo...

Pue enhora buena Maria Teresa, fellicidades...yo estoy en ello, bueno nunca he sido fumadora enpedernida, me dura un paquete tres dias, pero aun así me gustaris dejarlo...besos amiga

thot dijo...

Yo no he fumado nunca así que no imagino lo duro que puede ser dejar esa adicción. Enhorabuena por conseguirlo !!
¿cuanto tiempo llevas sin fumar? Espero que mucho. Un abz.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Dejaré sólo el tabaco, pero por favor échadme el humo en la cara...

Saludos y un abrazo.

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Pues mi felicitacion por aquello.... creo que fumar no puede tener nada de bueno, en mi humilde opinion el fumar solo te traera cosas malas.... y si lo has logrado dejar va para vos mi felicitacion....

un abrazo y feliz semana....

JALE

Mercedes Pinto dijo...

Para empezar, quiero felicitarte por haber conseguido quitarte del hábito del tabaco, tienes que contarme cómo lo conseguiste. Además, te doy las gracias por tu visita y tus palabras, tú, como escritora (he visto tu perfil) sabrás lo que significa que un lector te felicite, lo mucho que te ayuda a seguir en esta dura lucha. Como tú dices, escribimos porque no podemos dejar de hacerlo, de la misma forma que amamos, no tiene explicación.
Me preguntas dónde puedes encontrar mi novela y, como he leído que vives en Alicante (bonita tierra), creo que lo tendrás fácil, puedes encontrarla en El corte inglés o en La casa del Libro, y si no lo tuvieran en ese momento, sólo tienes que pedirlo y te llegará en unos días. También puedes pedirlo en la web de la editorial y te lo enviarán encantados en dos o tres días.
Me alegra haberte conocido. Si consigues mi obra, por favor, comunícamelo.
Un abrazo.

manu dijo...

Jejeje, si, yo todavía estoy en la etapa primera de tu poema, presumo que en unos años comenzaré a intentar el “hoy me dejo de fumar”. Igual no fumo tanto, aunque fumo más que antes.

Abrazo!

Luis Antonio dijo...

Dejar de fumar por propia voluntad es para presumir de ello, sin que signifique vanidad alguna. Es una decisión inteligente.

Saludos