Escribo, luego vivo

Escribo, luego vivo
VERGEL DE LA PALABRA

UNIVERSO MÁGICO DONDE LOS VOCABLOS ESTÁN HECHIZADOS




martes, 11 de enero de 2011

El regreso

Ya ha regresado la rutina,
lo cotidiano,
el día a día
...¡el orden!
Lo he confesado en más de una ocasión
¡adoro la rutina!
Y estoy absolutamente feliz
de haber retomado mis costumbres diarias.
Una de estas
es el café matutino
en la misma cafetería
de cada día.
Una verdadera gozada
mi café con leche y mi tostada
leyendo el periódico.

¿Se puede ser más feliz con 2'40?

43 comentarios:

La Zarzamora dijo...

No no hay nada mejor. Es el mejor momento del día, al menos para mí también :)
Besos, MªTeresa.

Lola dijo...

La sencillez en la vida es lo que la hace hermosa, la rutina bien llevada y adornada de vez en cuando. Besitos Mª Teresa

Torcuato dijo...

Está bien, si tienes tiempo para tomarte el café leyendo la prensa.
Besos, MTeresa

Jota Ele dijo...

Pues...

Sí. Yo creo que se puede ser más feliz. Por ejemplo, con 2'10 en vez de 2'40.

¡Ja, ja, ja, ja!

en serio. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Los seres humanos somos animales de costumbres y volver a la vida "normal" parece como si fuera lo lógico.

Saludos.

Armando dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Armando dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Armando dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Armando dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Armando dijo...

En las cosas sencillas, encontramos sosiego.
En la sencillez de nuestros actos, es donde está nuestra grandeza.
Y en la paz del alma, nuestra preciada libertad.
Tu entrada da mucho de si para pensar.
Un abrazo.

Armando dijo...

Disculpa mi poca capacidad de entender este bicho, que no sé por qué repite las cosas como un loro.

Carmen Silza dijo...

Es cuando más disfruto, ese momento me pone las pilas....besos

moderato_Dos_josef dijo...

Es cierto. hay ciertas rutinas que se agradecen; otras, resultan cansadas...
abrazos.

LA CAJA DE ANBAIRO dijo...

Hola María Teresa:
La Felicidad no tiene precio, hay personas que no son felices con todo el oro del mundo y tú, eres feliz con 2'40. Eres muy afortunada de retomar tus costumbres diarias.
Gracias por pasar por mi espacio y dejar tu comentario. Te sigo.
Recibe mi besopoeta amigo: Antonio

Mercedes Ridocci dijo...

Diferencio entre la rutina y la cotidianidad.
La rutina es aburrida, monótona, resignada. La cotidianidad es elegida y cada día se vive de una manera diferente.
Tus letras pertenecen a lo cotidiano.

Un abrazo

Javier F. Noya dijo...

Si tu rutina te hace feliz no hay por qué cambiarla. Lo importante es lo que nos hace bien. Besos.

Flamingo dijo...

Que razón tienes María teresa, leerte es algo que cada día me llena más, pero voy al tema, a mí la rutina me sostiene, algunos pensaran que es la dictadura de lo cotidiano, pero yo necesito que todo esté en su sitio.

Cuando se altera la rutina bajamos la guardia, nos perdemos un poco, a veces esto es bueno, pero por lo general dejamos entrar en nuestras vidas cosas que, por lo general, no aceptaríamos.

Bendita rutina, bendito desayuno y, a veces, bendita lluvia.

TORO SALVAJE dijo...

Pues si.
Lo mismo por 2,30.

Besos.

Jaumerei dijo...

NO hay nada mas gratificante que un cafe bien cargadito por las mañanas oliendo a pan recien tostado y mantequilla.
Deliciosas costumbres.
Saludos

El Drac dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Drac dijo...

Pucha!! igual yo, me gusta la rutina, no quiero sorpresas en nada; salvo, que sea que me saqué la lotería o algo parecido. Un gran abrazo

Estrella Altair dijo...

Concuerdo contigo,me encanta trabajar, y ser una mujer de las privilegiadas del S. XXI que tiene trabajo y lo disfruta..

un beso Maria Teresa, tenía pendiente venir a tu blog y aquí estoy...

y me quedo pues me gusta

buda dijo...

Afotunanada de ti que tienes tiempo,yo me lo tomo a la carrera.

Un besico

Poeta del Cielo dijo...

momentos asi son los que hacen que la vida sea linda se vivir.,... bellas letras

saludos
linda semana
abrazos

El Ser Bohemio dijo...

A mi no me gusta mucho la rutina, pero hay parte de esta que son geniales como la del café. Con lo que me gusta tye acompañaría todas las mañanas. besos

Húayat dijo...

Para mì antes de salir a mi trabajo, debo beberme un cafè, un cafè solo, con el cual se me agudiza mi instinto y animo. Besos mi linda Marìa Teresa.
Salud-os desde mi cafè bien cargado

TriniReina dijo...

Yo también prefiero la rutina, porque cada vez que he salido de ella ha sido para cosas peores...

No, no hay felicidad más barata que tomar un café en el lugar adecuado.

Besos

Belén dijo...

Lo primero, bienvenida a la rutina, es maravilloso echarla de menos :)

Y bueno, es que con lo de los euros, siempre los paso a pesetas, una que es romántica o antigua, no sé... el tema es que con 500 pesetas,algo más puede entrar...

Besicos

Isabela dijo...

Mª Teresa , de acuerdo totalmente !!!
lo cotidiano aun no se muy bien porque pero da paz.....
Besos

Fibonacci dijo...

Una vez me llamaron la atención por querer volver a la rutina...del café y la tostá de aceite de oliva con sabor a ajos,oir a mi Carlos herrera como despunta el día y a traves de la ventana observar el día...me ha gustado tu pagina...me tienes como seguidor...un besote.

emiliano dijo...

rutinas (como tantas otras cosas) cuando no las tenemos las extrañamos y cuando se perpetúan en el tiempo queremos erradicarlas.

viejo inconformismo que nos mueve hacia alguna parte...

saludos.

Ginebra dijo...

Esos pequeños momentos, que aun pecando de rutina, son placenteros…
Pero no nos atemos a ella, volemos hacia tierras desconocidas, aunque después regresemos, viajemos…

Un placer amiga visitarte

Bsos

Rosa María dijo...

Hay ciertas "rutinas" controladas que forman parte de la felicidad a la carta. Es bello gozar de tan poco y ser tan feliz. El comentario que nos regalas, es digno de sentarnos a recapacitar que la vida nos ofrece cosas tan pequeñas y grandes a la vez, pero por ser tan sencillas no la valoramos. Me agrada que la rutina pose en ti, con la medida valorativa.
Un biquiño

campoazul dijo...

Te entiendo perfectamente, yo estoy deseando volver a la rutina, al poco tiempo, a correr de un lado para otro, pero lo curioso es que adoro esas prisas. 2'40 me parece justo a cambio de tanta felicidad.

Besitos.

still moving dijo...

Se puede ser más feliz?, claro que sí, y por 1,80. En un barecito en la calle San Juan en mi Logroño, te ponen un bocatita de jamón ibérico y un caldo calentito.
Siempre se puede ser más feliz...y menos.
Disculpa la pequeña broma.
Suena hasta raro invadir el blog de una escritora.

Sergio dijo...

Una sencilla visión de la rutina. Aún con sacarina, sabe dulce.
Un acierto

Néctar de lluvia dijo...

Es que el café de buena mañana para despejarse no tiene precio.

Besos bonita.

PD: Te hice caso y me puse la estufa, tengo menos frío ya ;) jaja

Déjame un Poema dijo...

.……….Querida Amiga
...._.;_'.-._...Gracias
...{`--..-.'_,}…..por
.{;..\,__...-'/}…los
.{..'-`.._;..-';…Momentos
....`'--.._..-'…Compartidos
........,--\\..,-"-.
........`-..\(..'-...\...Te dejo
...............\.;---,/..una flor
..........,-""-;\
......../....-'.)..\...una sonrisa
........\,---'`...\\
.....................\|…… un Beso
………………..Que Dios te bendiga
………..Gracias por estar……..
……….Con todo mi cariño…….
………….Noemí………….

Wílliam Venegas dijo...

Yo quiero ser parte de su rutina. Por favor, qué debo hacer.

La Gata Coqueta dijo...

Hola amig@ el saludo de este fin de semana lo he dejado en el blog Mis caricias del alma para todos los que me acompañais asiduamente, con un presente que preside la entrada, espero te guste.

Ha sido adornado con la caricia de mis pupilas, la que te acerco al dejarte estas letras.

TQ.

Marí

Nómada planetario dijo...

Cada cual disfruta con sus pequeños placeres como si deleites versallescos se trataran.
Un abrazo con cola cao

Ex-compi dijo...

Las cosas sencillas, que poco las apreciamos.

O SuSo dijo...

Últimamente mi rutina es no tener rutina, y tan a gusto, esos momentos de café son gloriosos, pero lo grande de la rutina es saborear cada detalle como lo que es único e irrepetible.
Un beso con aroma de café.

Juanjo dijo...

No. No se puede ser más feliz. Regresar adonde se quiere estar.