Escribo, luego vivo

Escribo, luego vivo
VERGEL DE LA PALABRA

UNIVERSO MÁGICO DONDE LOS VOCABLOS ESTÁN HECHIZADOS




jueves, 1 de septiembre de 2011

La medida del amor



Ha llegado septiembre

con el cielo espolvoreado

de discretas nubecillas grises.

Son pequeñas e irregulares

como buñuelos de viento

amasados al azar.

Están tan cercanas

que podría alzar mi brazo

y cogerlas con la mano.

Como ese avión de juguete

que se disfraza entre ellas

con sus luces intermitentes.



Ya se han ido todos de Guardamar,

mis amigos de Madrid,

los compañeros de vivencias estivales,

de diálogos bajo la sombrilla,

de "cañitas" al mediodía,

de paseos por la orilla

y de helados en la anochecida.

Mis amigos de Madrid,

Flores, ya sin Cefe,

Santi y Vicenta,

Tomás y Crucita,

su hija Sara, Sebas y Alba;

amigos de años que provocan

con su ausencia la medida del dolor.

Pues la amistad se puede medir

con la cantidad de lágrimas derramadas

el peso de la nostalgia en el corazón

el volumen de recuerdos compartidos

y el vacío de sus tiernos abrazos.



También Tristán ha viajado

en un destino sin regreso.

Se quedó dormido entre mis brazos

y lo enterré con mis manos.

Tristán,

un fiel amigo sin medida,

el ser vivo que más me ha querido.

Aún me resulta doloroso recordarle

desde el ocho de agosto que marchó.



Ya hemos vuelto todos a nuestra labor.

Amigos de la red,

soy feliz por reencontraros.







38 comentarios:

MTeresa dijo...

Amigos
disculpad mi ausencia en este mes
y mi falta de comentarios
en vustros sitios.
Ha sido un mes intenso
en todos los sentidos.
De grandes alegrías
y enormes penas.
Un fuerte abrazo para todos.

Luis G. dijo...

Que bonito, M Teresa. Emocionante, tierno, la amistad vivida al máximo, esplendor y tristeza; pero está ahi con su aureola y su luz.

Un abrazo,

Luis.

M.Flores dijo...

Me alegro de tu regreso, M" Teresa. todo lo que escribes siempre es adorable, tierno y nostálgico como esa despedida de tus amigos. Y no está nada mal que te quedes un poco con tus amigos de la red... encantada de saludarte.

Saudades8 dijo...

Mª Teresa me ha gustado mucho tu homenaje a la amistad, tu homenaje a esos seres que se fueron, algunos de cuatro patas los que dan todo sin pedir nada, y volvemos a la rutina, al trabajo, a otro tipo de reencuentros, a esperar los ocres y sepias del otoño y a ver la vida pasar.

Un beso,

RELTIH dijo...

COMO SE NOTA TU ALEGRÍA, ESO ME ENCANTA.
BESOS

Riol dijo...

Las verdaderas amistades no se empañan en la ausencia.. se acrecientan... pero la medida que has dado, por esas lágrimas contadas... es espectacular... me alegran tus penas... son señal de vida!!! maravillosa vida!!!

campoazul dijo...

Las amistades son una de cosas más valiosas que hay, es cariño dado y recibido sin ningun tipo de medida.
Siento la marcha de Tristán, duelen mucho esas pérdidas y siempre permanecen en nuestro corazón.
Me alegra tu regreso.

Besitos.

Conchi dijo...

Hola María Teresa, bueno yo he regresado también hace poco y el verano es el verano amiga, jajaja, con sus alegrías y tristezas también, pero quizás más llevadero en su entorno, pues encantada de tu vuelta y bienvenida de nuevo por éstos lares.Un abrazo.

Nómada planetario dijo...

Bienvenida de nuevo al ciberespacio. El ciclo vital está plagado de claroscuros.
Un abrazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Bienvenida de nuevo.
Quédate con todo lo bueno que has vivido, lo otro nos sirve para crecer y ahora, a disfrutar el día a día.
Besicos muchos.

EL AVE PEREGRINA dijo...

Bienvenida Mª Teresa, una entrada sincera que brindas a la amistad, el verano ya termina...y se retorna a la realidad cotidiana...

Un beso.

Belén dijo...

Cosas buenas traerá este otoño, ya verás como si...

Besicos

Mercedes Ridocci dijo...

El cuidado de los amigos es uno de los valores que más admiro.
Los amigos de verdad no se van, están ahí, siempre con nosotros.

Bienvenida

Un beso
Mercedes

Javier F. Noya dijo...

Aquí eres bienvenida, y sobrevivir a la intensidad no es poco. Besos.

marce dijo...

Es la única medida que no tiene un número de centímetros, es tan variable como las nubes que se forman en el cielo, tanto como cada uno de nosotros, como cada mirada. Si siente sin poder expresar su medida.

Gracias.

La Zarzamora dijo...

La amistad es un bien preciado y en tus versos con la delicadeza de siempre, dejas constancia de ello.
LLegará el otoño y verás que el tiempo será más afable.
Besos.

Jota Ele dijo...

Una nostálgica semblanza de las emociones vividas durante el verano, María Teresa.

Entiendo que "Tristán" sería uno de tus perros. Quizás, quien no tiene perro, no llegue a comprender lo que significa una pérdida así. Yo miro al mío y me enternece ver como me da todo a cambio de casi nada.

Yo también he vuelto ya de mis vacaciones.

A mirar con esperanza las del año que viene.

Besos.

Antonio de Castro dijo...

Precioso poema sobre ese momento tan especial que es el final del verano.
Un saludo.

José Antonio del Pozo dijo...

Alegría por volver a leerte, a notar tu sentir,a sentir tu cantar, MTeresa.
Abrazos blogueros

Jaumerei dijo...

Ya echaba de menos a mi paisana, y regresas con un delicioso poema lleno de cariño, ammistad y tristeza.
Espero que todo te vaya mejor.
Saludos.

TORO SALVAJE dijo...

Que pena lo de Tristán.
Ánimo.

Besos.

Juan Pardo dijo...

Bellas y emotivas palabras.La amistad , un valor sin igual,las pérdidas ..un embiste que nos mutila por dentro..ánimo,compañera de palabras..un placer conocer tu blog y muchas gracias por tu cálido comentario.Saludos poéticos.

Wílliam Venegas dijo...

Que bueno amiga el volver a encontrarte en tu blog, y con este bonito texto que evoca la amistad en su esplendor.

Saludos!

Lembranza dijo...

Muy agridulce es tu poema Teresa. Mucha penita por Tristan, pero también la alegría de haber pasado unos días preciosos con tus amigos, aunque ahora se hayan ido, pero ellos volverán, o tú vendrás a Madrid.
Yo acabo de volver también, de mi tierra, la Galicia que tanto quiero, pero también estoy feliz en Madrid, con mis hijas, mis amigos.
Un abrazo

Galeote dijo...

Un buen poema al regreso María y es que atrás, quedaron las huellas imborrables de aquellos amigos que todavía están latentes en tu memoria.
Pero hay que volver, hay que hacerlo, porque la vida continúa. Pero no te preocupes, porque aquí también te recibimos con cariño, compartiendo desde hoy parte de tu existencia.

Un abrazo.. Juan.

El Peregrino dijo...

Yo he vuelto amiga, he vuelto y te digo que lament mucho lo de tu amigo Tristan, me entristecen tus palabras pero me llenan de paz por parte de todos esos nombres, porque hubo alguién que los quiso, tú.
Saludos
El Pergrino
PD: Te invito a mi nuevo blog (nochesdemateymelancolia.blogspot.com)

Juanjo dijo...

Me alegro de que lo hayas pasado tan bien, como demuestras con estos versos llenos de nostalgia por los que se van.

Un abrazo.

aguacateyfresas dijo...

Un abrazo enorme para tí...y ánimo!!!!

Narci dijo...

La amistad y el cariño siempre están presentes, incluso en las ausencias, y otros veranos vendrán con sus vacaciones y la cercanía de los seres más queridos, quién sabe, quizá incluso haya otros Tristanes, aunque evidentemente nunca hacen olvidar la primero, al orignal, al auténtico.

Hermosos sentimientos expresados en un bello poema.

Besos

Wílliam Venegas dijo...

Ya está el programa número 11 de Desde mi Butaca. Es televisión por Internet. El tema es “Los musicales en el cine”. Debo elogiar el excelente trabajo en la postproducción de Marvin Soto Cordero.
Este es el enlace:
http://www.mibutacavip.com/product.php?id_product=253

Jessenia dijo...

Siento mucho lo de Tristan.

Como decía Unamuno: "cada nuevo amigo que ganamos en la carrera de la vida nos perfecciona y enriquece más áun por lo que de nosotros mismos nos descubre, que por lo que de él mismo nos da"

Un abrazo

Jessenia dijo...

Siento mucho lo de Tristan.

Como decía Unamuno: "cada nuevo amigo que ganamos en la carrera de la vida nos perfecciona y enriquece más áun por lo que de nosotros mismos nos descubre, que por lo que de él mismo nos da"

Un abrazo

Galeote dijo...

Gracias María por tu comentario en mi blog.

Un abrazo fuerte poeta. Juan.

Ricardo Miñana dijo...

En la playa de Gandía pasa lo mismo, llega el verano y regresan todos los madrileños, hasta llegar Septiembre es cuando se queda la playa más tranquila.

Muy bonitas tus letras amiga Maria Teresa, espero hayas disfrutado tus vacaciones.
un abrazo.

Juan Risueño dijo...

Hola Mª Teresa.
Amigos se van amigos llegan. Son tus amigos...

Saludos

Braulio Pereira dijo...

dulce Amiga

que ternura en tu corazon..
devemos aceptar. es asi la vida
un momento. un instante
nuestro Amor es eterno.
entrelazamos nuestras manos y caminamos..

un beso flor!!

David C. dijo...

Me ha gustado este tema de la amistad.

Ŧirєηzє dijo...

es verdad... se fue septiembre... se llevo las costumbres estivales...epro el verano no quiere dejarnos...al menos en esta zona donde yo vivo...
espero al otoño con ansia... creo que la tierra...yo misma lo necitamos YA...

un abrazo