Escribo, luego vivo

Escribo, luego vivo
VERGEL DE LA PALABRA

UNIVERSO MÁGICO DONDE LOS VOCABLOS ESTÁN HECHIZADOS




martes, 10 de junio de 2014

EL RENCOR

Cuando alguien me hace daño, 
no permito que el rencor se apodere de mí.
Si poseo la certeza de que esa persona 
no me aportará nada positivo
 y, al contrario, 
me provoca resentimiento o tristeza, 
no dudo en apartarla de mi vida, 
le doy la espalda y le dejo atrás,
 entre mis recuerdos, en el olvido.
Y eso me permite seguir viviendo
 en paz conmigo misma.
La vida es corta, breve, enana, 
resumida, sucinta, 
apenas una sinopsis, 
una risa, un abrazo y un suspiro… 
como para perder el tiempo 
con personas que me hacen desgraciada.  





16 comentarios:

Armando dijo...

Muy cierto, el rencor corroe el alma y no te deja vivir en paz.
El tiempo, todo lo cura y hay que dejar que nuestros sentimientos positivos actúen siempre.
Un abrazo.

maria cristina dijo...

Ma.Teresa, el trabajo resulta más duro cuando hay que seguir viendo a esa persona, pero al final se logra la paz, un abrazo!

Fina Tizón dijo...

Yo las llamo amistades tóxicas, esas que no merecen la pena.

Feliz día, MTeresa

Fina

Ginebra Peñalver dijo...

Así es...el rencor y el odio envenena el alma, como dices, mejor pasar de largo, y cada uno por su camino...ardua faena sin duda, pero no imposible ;-)

Bsos y feliz día!

CHARO dijo...

Tu forma de actuar frente al rencor es muy inteligente y la única forma de tener paz y sosiego.Besicos

De barro y luz dijo...

El rencor y el odio sólo intoxica al que lo siente...y no sirven para nada... Cierto.


Bss

Auroratris dijo...

Yo también procuro alejarme de la gente que me vampiriza. Sin rencor, pero consciente de su negatividad.
Besos.

lunaroja dijo...

Totalmente de acuerdo! Una vez leí que el rencor es tomar el veneno tú esperando que el otro muera! Nos quema el alma,nos impide vivir!
Me encantó tu reflexión!

GARDENIA dijo...

De acuerdo, pero es dificil
Besos

Cristina A dijo...

Muy cierto MTeresa ....rencores y malentidos alejan de esas personas que dañan ...
Fuerte abrazo

Entre palmeras... dijo...

Sufre mucho más la persona que odia, que el que es odiado.
Es mejor no llegar a sentir nunca ese sentimiento, seguir el camino como bien dices, la vida sigue.

Saludos muchos, Ma Teresa

..NaNy.. dijo...

Hola paso de visita por tu blog me encanta lo que escribes que bien lo haces me encanta escribir pero yo soy muy novata. Saludos

José Manuel dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, mejor que el rencor el olvido.

Besos

LIVC dijo...

Exactamente. No hay por qué tener que estar amargándose por personas que tratan de hacernos sentir mal y que no valen la pena.
Lo mejor es simplemente ignorarlas y seguir adelante en nuestra vida, ya que al ser demaciado corta nos da el deber de tener que vivirla al máximo cada momento...
Saludos!!!

ReltiH dijo...

UNA DECISIÓN MUY ACERTADA.
UN ABRAZO

Narci M. Ventanas dijo...

Es una buena táctica, yo también la sigo, pero no siempre resulta fácil, a algunas de estas personas nos las impone la vida o las circunstancias y en estos casos no es nuestra la última palabra, entonces sólo nos queda ir dando una de cal y otra de arena y poner al mal tiempo buena cara, eso sí, manteniendo la distancia todo lo posible.

Besos