Escribo, luego vivo

Escribo, luego vivo
VERGEL DE LA PALABRA

UNIVERSO MÁGICO DONDE LOS VOCABLOS ESTÁN HECHIZADOS




miércoles, 3 de diciembre de 2014

ULTIMO DOMINGO DE NOVIEMBRE

Fue un domingo extraño
el último de noviembre. 
Insólito, singular…
en la playa llovió durante todo el día.
El agua caía con la cadencia 
de acordes de guitarra, 
resbalando por las calles 
como un tobogán de asfalto,  
penetrando como latidos de vida 
en la arena mientras las olas rugían 
mostrando sus dientes de sal.
El paseo solitario, el cielo gris, 
las mesas mojadas, 
el rumor de pasos tranquilos
que danzan con los paraguas.
Lluvia, 
regalo para el corazón
sediento del Levante. 




8 comentarios:

De barro y luz dijo...

Pues el corazón estuvo a punto de salir navegando :))

Será que el cielo lloró pensando en que se va terminando el año.


Bss

loqueleo dijo...

Noviembre siempre esconde
un reflujo de rencor
en sus entrañas,
es un mes feo
de intermedio,
de un gris intenso
que antecede a los copos de nieve.

José Manuel dijo...

Era el llanto de bienvenida al frío invierno.

Besos

CHARO dijo...

Por acá también llovió mucho, el agua de lluvia siempre va bien para el campo.Besicos

Armando dijo...

Ha llovido en toda España. En Canarias hemos tenido como en algún otro lugar de la Penìnsula, bastante viento, pero la lluvia lo ha compensado todo.
Saludos.

ReltiH dijo...

LA LLUVIA SIEMPRE INSPIRA IMÁGENES BELLAS.
UN ABRAZO

Fina Tizón dijo...

Una hermosa d3escripción poética, MTeresa

Una abrazo

Fina

Nómada planetario dijo...

Una tierna descripción del domingo. Esta noche la lengua del frío acaricia las fachadas con ahínco.
Besos.