Escribo, luego vivo

Escribo, luego vivo
VERGEL DE LA PALABRA

UNIVERSO MÁGICO DONDE LOS VOCABLOS ESTÁN HECHIZADOS




viernes, 2 de septiembre de 2016

El valor del tiempo

Siempre andamos ocupados,
el tiempo se nos escapa entre los dedos
como si fuera un objeto de escaso valor
y, al fin, me doy cuenta de que es 
lo más valioso que poseo.
Tal vez sea este momento,
en septiembre,
el propicio para organizar 
mi tiempo de trabajo,
mi tiempo de ocio,
mi tiempo de lectura,
mi tiempo de escritura...
Lo que no voy a limitar
es mi tiempo de amar.



miércoles, 11 de noviembre de 2015

UNA LIBRERÍA

Seguramente que a alguno de vosotros le pasa como a mí, que cuando entro en una librería es como traspasar el umbral de lo sagrado.
Líneas verticales y horizontales, rectas, ángulos y paralelepípedos sujetando el manantial del saber.
Tomos, lomos, páginas, párrafos, palabras… fantasía y realidad codo a codo, litigios y ultratumba dormitando juntos, libélulas y esferas celestes volando a la par, rosas y ciénagas con perfume y hedor, rencores entretejidos con el hilo del destino, amores catapultados a la historia del olvido…
Alicia y Don Quijote juegan al escondite, Wilde y Ovidio recitan amores, Wordsworth y Rosalía de Castro pergeñan poemas, Sherlock Holmes y Platero cabalgan por la pradera, Verne y Bronte escalan cumbres en globo, Drácula y Frankestein se aterrorizan, Machado y Santa Teresa abren caminos, Pope y Novalis cristalizan pensamientos, Agatha Christie y Bécquer sustentan el misterio, Quevedo y Darío entretejen versos, Sinuhé y Yaiza se dan la mano a través de los siglos…
Todo es posible en los libros.
Es un milagro, un don del escritor, de este ser tocado por la gracia que sabe transmitir fantasías y sentimientos, que puede convertir sus historias mágicas en páginas.

#MaríaTeresaLópez






viernes, 28 de agosto de 2015

Bajo el mismo techo

El mayor placer del verano
es reunir a la familia
bajo el mismo techo.
Recorro la casa 
en el silencio de la madrugada 
y escucho las respiraciones 
tranquilas de mis hijos, 
inmersos en la placidez del sueño.
Y regreso a su infancia…
y los recuerdos se me amontonan 
como granos de arena, 
saltan alegres como las olas, 
embisten mi corazón como una marejada.
Vuelvo a pedir a Dios, 
como siempre, 
como cada día,
que les guarde en salud y felicidad. 
Amén.





sábado, 22 de agosto de 2015

EN EL MAR

Existen rincones 
que inspiran serenidad
y animan a la reflexión. 
Con el mar me siento 
al alimón, fusionada, ecléctica…
como si hubiera nacido 
para convivir en su hábitat, 
vestirme con el encaje de las olas, 
bailar con los volantes de la espuma, maquillada por sus azures irisados 
con pinceles de agua y sal, 
peinada por el tridente de Neptuno, ornamentada con estrellas y caracolas…

Cualquier día de estos 
aprendo a bucear
y me bajo a buscar las nereidas. 
Aunque me temo que en el abismo marino 
se me mojaría el papel y no podría escribir.

Nada es perfecto.



viernes, 14 de agosto de 2015

LA CONSTANCIA

Soy una persona que persigue los sueños. 
No cejo en levantarme cada día a buscarlos.
El talento es importante 
pero, además, sobre él, 
con, por y para él, 
hay que luchar, 
insistir, probar, machacar,
batallar, errar y volver a guerrear…
poseer la constancia suficiente 
para “intentar” conseguir lo que se quiere.
Tan solo ello es un triunfo enorme.