Escribo, luego vivo

Escribo, luego vivo
VERGEL DE LA PALABRA

UNIVERSO MÁGICO DONDE LOS VOCABLOS ESTÁN HECHIZADOS




lunes, 30 de noviembre de 2009

Escribir...¡ay! escribir



Me llama el papel en blanco
 como si fuera una hechizante luz de luna.
Siento que tengo que escribir
y mil palabras se desparraman
como hormigas sobre la blancura.


Paseos a la orilla del mar,
noches fascinantes bajo el brillo de las estrellas,
amaneceres rojizos bajo el pálpito de la esperanza,
visiones de paraísos en la cima de las montañas,
 besos compartidos con pasión, amor, cariño y...vida.


No quiero otra cosa más que estar aquí,
agazapada entre las comas,
bebiendo letras y fornicando con vocablos.


Mis palabras son supervivientes de la rutina,
sobrevuelan la tristeza y el regocijo,
recuperan abrazos olvidados,
testimonian miradas latentes
 y forjan el futuro punto por punto.

4 comentarios:

vuelo de hada... dijo...

Si querida cuando vamos a escibir...uff lo que salga de nuestra imaginación o de nuestros sentir yo muchas veces veces me emto en lo que sienten los demás para hacerlo y eso es lo importante que siempre hay que escribir.
Mis abracitos te sigo y gracias por visitar mi rinconcito.

Ángel Corrochano dijo...

Tus palabras me hablan de vida y firmeza, fuerza y serenidad, la imperiosa necesidad de expresar sentimeintos. Bonita poesía. Buen blog
Gracias por pasar por fotosqueimportan
Un abrazo

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Maria Tereza!
Me gusto tu escrito, es real y compartido por muchos/as. de nosotros./as.

Saludos de J.M. Ojeda

Sir Bran dijo...

Te creo absolutamente.
El hecho de escribir destila una intimidad que sólo nos sirve a nosotros mismos, y a veces es, en si mismo, un hecho suficiente.
Muy acorde con tu descripción.
Un besiño.