Escribo, luego vivo

Escribo, luego vivo
VERGEL DE LA PALABRA

UNIVERSO MÁGICO DONDE LOS VOCABLOS ESTÁN HECHIZADOS




lunes, 19 de agosto de 2013

El aroma de Granada

Tiene Granada un "nosequé"
que embruja, que vicia, que engancha...

















Granada seduce con su esencia de inmortalidad:
el perfume de sus calles empedradas,
la llamada orante de sus iglesias,
la fantasía perfumada de los cármenes,
el sabor lujurioso del té y la miel,
el véspero sobre la Alhambra
desde el mirador de San Nicolás,
el café matutino en esa pequeña delicia
que es la cafetería El Tren
y la misa de las 9 en la bellísima Catedral.




Pequeños deleites en la grandiosa historia
y en mitad de ellos, en su discreta capilla
permanece humilde Fray Leopoldo
escuchando peticiones
y concediendo gracias.




16 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Algún día espero sentir de cerca, la seducción de Granada en mis ojos. Ya la vida será dadivosa y me premiará, con sus sabores y fragancias. Hermoso MTeresa.
Abrazos para ti.

Juglar dijo...

Coincidimos en la entrada actual y la admiración y aplauso a una ciudad única y llena de encanto, magia y misterio.
Lugares a los que siempre apetece volver.
Un abrazo grande.

Amapola Azzul dijo...

Preciosa descripción de la Ciudad, un abrazo.

Tiene luz tu alma. Besos.

Ariel dijo...

Hola M. Teresa, buenas tardes,
debo decir que al menos a mi me has convencido...
ya siento ese "nosequé"
una bonita manera de compartir en palabras este bello lugar.

Te deseo una maravillosa semana
un beso y un abrazo

ReltiH dijo...

UN POST MUY DEDICATORIA.
UN ABRAZO

Jerónimo dijo...

De este verano no pasa sin ir a Granada.

Un abrazo.

LIVC dijo...

Me encantaría ir a Granada por la bella forma en que la describes.
Abrazos

ohma dijo...

Es una de las ciudades más bellas de España, al menos eso dicen.
Un abrazo.

Lola dijo...

Yo estuve en granada ya hace unos años, y sentí su sabor en las calles, y su acento en mis labios, soñé con palabras árabes, y fui princesa de mil y una noches. Granada siempre invita a volver, y cualquier día volveré. Preciosa tu entrada. Un beso.

Fina Tizón dijo...

Aquí me tienes de nuevo, Maria Teresa. Quiero agradecer tu interés, mostrado en los comentarios que hiciste en mi entrada "notificación". aún sin saber la causa de mi alejamiento. Entonces no comuniqué el motivo, sí lo he hecho ahora, en mi primera entrada tras dos meses ausente del blog.

¿Sabes?, yo estuve en Granada hace ya unos cuantos años, coincidió en fechas navideñas, con lo cual la Alhambra no pude conocerla luciendo en todo su explendor, pues la primavera creo que es la época mejor para visitarla, aún así aconsejo a todos los que no conocen esa ciudad que vayan porque merece la pena.

Abrazos

Fina

Otto dijo...

Dicen que no puede haber mayor desgracia que la de ser ciego en Granada.

María dijo...

Gracias por tu comentario en mi blog, MTeresa.

¿Qué tendrá Granada que nos embruja y nos cautiva?

Bonito homenaje que has dedicado a esta preciosa ciudad.

Un beso.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mis saludos, apreciada amiga María Teresa:

Siempre es un deleite agradable el encuentro con tus letras... Precioso homenaje a Granada...
Recibe, amiga querida, mis fraternales abrazos. Que tengas muy felices días.

Rodolfo Cuevas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rodolfo Cuevas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

soy granadina y fervorosa de fray Leopoldo, fui a su beatificación, me ha dado mucha alegría leer tu entrada.
Muchas gracias y un abrazo fuerte amiga.