Escribo, luego vivo

Escribo, luego vivo
VERGEL DE LA PALABRA

UNIVERSO MÁGICO DONDE LOS VOCABLOS ESTÁN HECHIZADOS




domingo, 5 de octubre de 2014

Bendita adolescencia

Anoche me sorprendí regresando a mi adolescencia por el tibio camino que la memoria dibuja en nuestro pasado.
Entre la evocación selectiva de esa época de inseguridades, ilusiones y complejos se cuela el florecer del enamoramiento, el umbral de una emoción jamás sentida, como el impacto de un meteoro, con la sublime belleza del mar de lavanda.
Cuánto goce en apenas un parpadeo, cuando una sola mirada y apenas una sonrisa te llevaba a las puertas de cielo o al abismo del infierno.
¡Bendita adolescencia! Confusión, delirio, torpeza, lágrimas y euforia a un tiempo.




14 comentarios:

Ángel-Isidro dijo...

Que bonito lo que escribes MTeresa
y que real si no fuese un sueño,
pero aun así lo que dura ese sueño se lo pasa uno bien, como pasar por tu blog
Un beso.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La nostalgia trae cierta afectación, a pesar de que el recuerdo sea grato. UN abrazo. carlos

lunaroja dijo...

es preciosa tu entrada...cómo los recuerdos se van dulcificando!

ReltiH dijo...

EVOCANDO UNA ETAPA QUE MARCA DESTINOS.
UN ABRAZO

Fina Tizón dijo...

Bendita adolescencia, esa época de nuestra vida tan hermosa y a la vez tan compleja.
Feliz inicio de semana
Fina

Ginebra Peñalver dijo...

Maravillosa etapa de nuestras vidas, que queda cual tatuaje candente, grabada en nuestro ser...

Bella entrada MTeresa...

Bsos y feliz inicio de semana! ;-)

CHARO dijo...

Me ha gustado mucho la forma de describir esa adolescencia tan añorada y que tantos recuerdos me traen a mi memoria. Besicos

Antorelo dijo...

Hermosa y difícil etapa de la vida.
Saludos

José Manuel dijo...

Difícil, pero inolvidable.

Besos

Cristina A dijo...

Hermosa adolescencia y sus recuerdos me trae esta bello escrito..
Preciosa entrada!!!
Fuerte abrazo

Narci M. Ventanas dijo...

Bendita adolescencia, eso digo yo, y cómo se presta el otoño a estas nostalgias, y no me refiero sólo a la estación, sino también al otoño de la vida. Qué lejos nos queda y a la vez qué nitidez en el recuerdo.

Besos

Benito Gonzalez dijo...

Pedacitos de flores en el corazón del recuerdo es la adolescencia.
¿que no daría yo por sentir otra tal intensidad?
Gracias María Teresa por devolverme a recordar como se amaba en una sola mirada. ;-)
Un beso desde la tierra del Tormes

De barro y luz dijo...

Yo estoy todos los días rodeado de adolescentes... y no reconozco la mía.

Bss

LIVC dijo...

Yo lo comprendo perfectamente, estoy viviendo justo eso...
Saludos!!!