Escribo, luego vivo

Escribo, luego vivo
VERGEL DE LA PALABRA

UNIVERSO MÁGICO DONDE LOS VOCABLOS ESTÁN HECHIZADOS




martes, 3 de diciembre de 2013

ÚLTIMOS PROPÓSITOS

Comienza el último mes del año 
y me estremezco al hacer 
una revisión de mis actos. 
¿Qué haré para enderezar 
este año que termina? 
Todavía me queda tiempo 

para arreglar esos propósitos del alma 
que siempre voy postergando, 
todo un mes largo antes de 
las campanadas de fin de año.
Mirar de frente a lo que temo, 

dedicar mi esfuerzo a lo que aborrezco, 
decir las palabras que por vergüenza 
o soberbia he omitido, 
bendecir a quien no me gusta, 
cambiar la ira por la paciencia, 
devolver amabilidad por hostilidad… 
¡Cómo cuesta!

Como dijo Isaías:
 “De las espadas forjarán arados, 
de las lanzas, podaderas…”



23 comentarios:

María Bote dijo...

Es cierto, María Teresa ¡cómo cuesta hacer todo eso que dices en tu estupendo escito! Mas creo, sinceramente que,al menos, hemos de seguir intentándolo.

Un abrazo

TriniReina dijo...

Será por eso que jamás hago propósito de año nuevo. la vida me ha mostrado que todos los años tienen su aquel. Su aquel que tira cualquier plan previo por tierra.

Besos

Ángel-Isidro dijo...

Bendecir a quien no me gusta
Cambiar la ira por la paciencia
Devolver ambilidad por hotilidad
¡Como cuesta! Que bonito Maria
Teresa. (Cambiar la ira porn la
paciencia).
Un beso
Ángel-Isidro.

De barro y luz dijo...

Yo, no me apresuraría poniendo parches al año. Mejor utilizar diciembre paraplanificar bien el 2014.
Y... bendecir al que no me gusta ¿por qué? en todo caso, respetarlo... y gracias.


Bss

AMBAR dijo...

Hola hermosa María Teresa.
Estoy muy de acuerdo con Isaías y espero que así sea, que de momento las cosas no van aún por ese camino.
Profundas y hermosas tus letras, un gran esfuerzo se necesita para conseguirlo y el resultado es una felicidad y paz interna, muy difícil de explicar.

Una buena semana y un abrazo.
Ambar

Tramos Romero dijo...

Tu escrito es bello, no me creo capaz de conseguirlo, puedo intentar mejorarme, casi es algo que tengo que intentar en cada momento, tengo todos los defectos del mundo.
Deseo que tus palabras lleguen a muchas personas que sean más sabias que yo.

Besos muchos ♥♥♥

mariluz dijo...

MARAVILLOSA ENTRADA.
El querer mejorar es extraordinario,
Dios nos abre los brazos siempre que le buscamos.
Mi felicitación con un abrazo.

CHARO dijo...

Tus propósitos los hago mios también..........¿Seré capaz de cumplirlos? buenos deseos de lograrlo ya tengo pero hay que actuar ya que con solo los deseos no se logra nada.Besicos

MAR dijo...

Ver el vaso lleno siempre, que de seguro son mucahs tus virtudes que tus defectos.
Un abrazo grande y ser muy feliz esté mes y siempre.
mar

Claro de Luna dijo...

Muy cierto María Teresa ...cuántas cosas tendría que cambiar y ordenar ....especialmente cuando la vida se camina junto a las demás personas incluyendo nuestros seres queridos....
Muy bella reflexión
Un abrazo

moderato_Dos_josef dijo...

Cuanta razón tienes querida Teresa.
Para mí este final de año va a ser muy importante, puesto que habré de hablar delante de muchas personas por primera vez. Y aparte de que me inquieta un poco,cuando llegue el momento, deseo ser lo más natural posible, y no sé si podré conseguirlo: me refiero a ser yo mismo.

Un gran abrazo.

Carmen Silza dijo...

Este mes de diciembre pondré la carne en el asador, para el 2014, seguiré intentándolo.
Gracias María Teresa

teresa dijo...

Tocaya, siempre hago buenos propósitos para el año Nuevo pero sin darme cuenta llega otra vez Diciembre y no he hecho nada. ¿Porqué? No lo sé-
Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Jerónimo dijo...

Está bien eso de hacer propósitos para el año nuevo y mejor aún está la frase del profeta Isaías.Pero fíjate que yo,que de por sí soy pesimista, lo reconozco, creo que en esta ocasión y en estos tiempos la frase del profeta como que no me cuadra,hasta me ha parecido que dice lo contrario a lo que está en los ánimos de casi todos...Y esperemos que sólo sea en los ánimos.

Que todos tus deseos para el nuevo año se cumplan, María Teresa.

Un abrazo.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola María Teresa, sí que cuesta cuando no tienes por hábito hacerlo, pero tus propósitos son loables, no los demores.
Te pondrás tan hermosa que todos desearemos bendecir a cuantos no nos gustan y así con todo. !Ánimo!
Te deseo un feliz tiempo de Adviento.
Sor.Cecilia

Lourdes dijo...

¡Hola María Teresa! Debemos poner un poco más de nosotros para que se cumplan las buenas acciones. A veces esperamos la reacción del otro lado y en realidad somos nosotros que debemos dar la iniciativa. Muy bello amiga. Un beso grande.

ohma dijo...

No me afecta a mis propósitos el cambiar de año, jajaja, yo sigo a mi ritmo.
Reflexionar se debería hacer todo el año, no?
Un abrazo.

Juanjo Montoliu dijo...

Lo dejamos todo para el final, Teresa. Aunque dejarlo para el final, es hacerlo a tiempo.

Narci M. Ventanas dijo...

Cuesta, cuesta, yo me conformaría con lograr cumplir mis propósitos de dejar de fumar o de seguir una dieta más saludable, o de no dejarme acumular el trabajo, pero ni eso... Así que lo de vencer miedos o cambiar mi forma de vida me parece misión imposible, quizá hasta dejaría de ser yo misma y dios sabe en qué me convertiría... quizá en una persona mejor, o quizá dejaría de ser persona para ser una androide programado..., sin grandes defectos, pero también sin virtudes propias.

Tengo que meditar sobre todo esto, pero mejor otro día...

Besos

Marina Fligueira dijo...

Nos dejas un precioso y edificante texto. Deberías todos dar un repaso a nuestra conciencia.
Si María, no es fácil, pero nada lo es en este valle de lágrimas, debemos bendecir a quien nonos gusta.
Yo también he leído ese pasaje de Isaías.
Ha sido un placer pasar por tu casa virtual.
Te dejo un abrazo con mis mejores deseos para estas fiestas navideñas.
Se muy -muy feliz al lado de aquellos que más quieras.

Marina Fligueira dijo...

Quise decir, deberíamos. siempre como una letra como si de hambre se tratara. jeje.

victoria dijo...

Hasta que uno no sienta la verdadera alegría de Navidad, no existe. Todo lo demás es apariencia - muchos adornos. Porque no son los adornos, no es la nieve. No es el árbol, ni la chimenea. La Navidad es el calor que vuelve al corazón de las personas, la generosidad de compartirla con otros y la esperanza de seguir adelante.
Con cariño Victoria

PEPE LASALA dijo...

Todo cuesta pero poquito a poco se consigue, además aún quedan días para que termine el año y seguir intentándolo. Y hablando de terminar el año, aprovecho M Teresa para decirte que desde la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea te deseamos de corazón Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo. Un fuerte abrazo amiga.