Escribo, luego vivo

Escribo, luego vivo
VERGEL DE LA PALABRA

UNIVERSO MÁGICO DONDE LOS VOCABLOS ESTÁN HECHIZADOS




martes, 4 de febrero de 2014

La reina del mar

Nos sobrevolaba con la majestad 
de quien se sabe emperatriz de su territorio. 
Todo le rendía pleitesía. 
La arena fría, el mar esplendente, 
el vaporoso fulgor del sol 
que se elevaba sobre el horizonte. 
La gaviota blanca, enorme, 

con las alas extendidas, 
vigilaba nuestros pasos a cercana distancia. 
Nos contemplaba como intrusos 
que merodeaban en su imperio.
Yo incliné mi testuz 

en homenaje a su grandeza. 
Zizou ladró furiosamente y, 
por un breve lapso de tiempo, 
creí que iba a caer sobre mi leal cánido 
y devorarle cual pescado, 
sin embargo, ella, 
la gaviota excelsa y regia, 
graznó y se alejó con el gesto magnánimo
 de quien perdona la vida.
¡Cuánta poesía en los pequeños gestos!



32 comentarios:

Antorelo dijo...

¡Qué bien has condensado ese instante! Me imaginaba contemplando la escena.
Precioso texto.
Saludos

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Pero que preciosidad de poema nos has dejado.
Sí, las cosas sencillas nos revelan tanto amor...
Los descrito maravillosamente, me he puesto en tu lugar.
Un abrazo
Sor.Cecilia

Myriam dijo...

En lo sencillo se ve lo grande. Esta gaviota me recuerda las que volaban en Ibiza, especialmente una, que era muy especial.

Gracias, Maria Tereza, por tu comentario en casa y
bienvenida a mi casa siempre que lo desees

Un abrazo

Armando dijo...

Saber apreciar en las cosas sencillas, lo bello, es la clave de la esencia de la vida.
Un abrazo.

mariluz dijo...

Tu comentario lleno de poesía, realidad y dulzura; Nos transporta
a esa playa, en la cual podemos soñar, sin pensar que la gaviota,
cree que estamos invadiendo su abita.
Las vivencias de la naturaleza,
nos hacen cantar todo lo bello.
GRACIAS A TI POR TENER ASESO A TUS PENSAMIENTOS, ESCRITOS.
Un fuerte abrazo.

Marian dijo...

¡Que maravilla Teresa! Lo describes de tal modo que lo vivimos, nos sumergimos en tu poema.¡Gracias!
A mi también me gusta mucho tu espacio...es especial como tu.
Un abrazo grande.

La casita de Maria Nancy dijo...

Querida María Teresa, cuanto valoro tus palabras en mi casita, allí serás bienvenida siempre!!
Y que decir de este poema que nos regalas...hay que tener la mirada en las cosas simples y cotidianas para adquirir sabiduría.
Dios te bendiga,me quedo para seguirte!!

CHARO dijo...

Ha sido todo un gustazo leer tu poema.Besicos

LIVC dijo...

Muy buen poema, uno siempre disfruta leyendo de ellos. Saludos.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Lo has dicho bien, pues la vida está llena de poesía... para el que quiera verla...

Paz

Isaac

Narci M. Ventanas dijo...

Mucha, ciertametne, mucha poesía en cada pequeño gesto, y está claro que tú sabes extraerla como nadie.

Besos

maria cristina dijo...

Contemplar el movimiento de la naturaleza nos regala un poema como el tuyo de hoy Ma Teresa, gracias, un abrazo!

Fina Tizón dijo...

Un paseo por la orilla del mar, las gabiotas, una fiel mascota, La naturaleza, en definitiva, un hermoso cuadro pintaste con tus versos.

Abrazos, Teresa
Fina

DEMOFILA dijo...

Te sobrevolaba con majestad de emperatriz porque estabas en su reino, su reino es la playa, la arena y el mar, ese que le arrebatamos los humanos cuando llega el verano y las deterramos de su entorno, pero son reinas leales que no atacan a nadie, por eso hay poesía en sus pequeños gestos.
Gracías por tu visita y tu cariñoso comentario.
Besos.

lunaroja dijo...

Gracias M.Teresa por comentar mi blog. Me acerco al tuyo y me encuentro con hermosas palabras,con versos escritos desde lo más profundo. Te seguiré leyendo!

loqueleo dijo...

Cuando no me encuentro
me hago atardecer
andando por la playa
los pies mojados,
los sueños templados
la mar en calma
eso sí...
quitame las gaviotas
que son animal
intransigente
y ruidoso.


Cristina A dijo...

Hermoso MTeresa es una fotografía lírica, nos presentas algo hermoso que hace de la vivencia que se integre en el paisaje y ser gaviota por un instante ,ser mar,ser brisa,todo un territorio donde te sientes plenamente dueña.
Trabajo muy hermoso!!
Un afectuoso abrazo

ReltiH dijo...

con tu conclusión resumiste todo.
excelente.
un abrazo

ReltiH dijo...

con tu conclusión resumiste todo.
excelente.
un abrazo

Auroratris dijo...

Realmente eres una tejedora de palabras. Un poema precioso.
Gracias por tus palabras en mi blog.
Besos.

moderato_Dos_josef dijo...

Majestuosa gaviota... o más bien el poema María Teresa.
Da gusto leer versos hilados de esa manera. tanto que voy a leerlo otra vez.. y otra más...

Un abrazo.

La Gata Coqueta dijo...



Si quieres la luna, no te escondas de la noche.
Si quieres una rosa no huyas de las espinas.
Si quieres amor, no te escondas de ti mismo…

Un abrazo lleno de energía positiva,
para celebrar a tu lado
con alborozo el fin de semana.


Atte.
María Del Carmen


De barro y luz dijo...

Tu poema hace bella a un ave que no goza de mis mejores simpatías desde la película "Los pájaros" de Alfred Hitchcock. :)


Bss

ohma dijo...

La poesía brota en silencio de las cosas sencillas.
Y tú la has plasmado divinamente en estas letras.
Un abrazo.

Marina Fligueira dijo...

Que bonitas letras nos dejas Mª Teresa. Describes las imágenes que observa tu mirada de un modo fantástico y poético; pareciendo que uno también lo vive.

Ha sido un inmenso placer pasar a leerte.
Te dejo mi gratitud y mi estima siempre.
Un beso y feliz fin de semana.



Miguelo dijo...

la poesia son esos pequeños gestos

Ricardo Tribin dijo...

La poesía y el mar. Que bella combinación.

DEMOFILA dijo...

Hola, gracías por tu rápida correspondecia a mi visita, me he alegrado de volverte a ver en mi blog.
Me dices en tu comentario que reflejo la magia de la playa en invierno, la playa me inspira mucho sobre todo en esta época del año, en la que está más desierta.
Besos, te deseo un feliz domingo

El intimista secreto dijo...

Es la poesía de los seres vivos, del tiempo, de la libertad, maravillosamente iluminados en tus versos. Besos.

Nurocas dijo...

Has conseguido que por un momento sienta gran respeto por un ave a la que no tengo en demasiada estima.
Una hermosa visión de armonía natural, única protagonista.
Un abrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

!Qué ritmo¡El poema es bsatante musical, y el juego lírico para loar a la gaviota, ensalma por su fuerza poética.
Gracias por su visita mi blog. Me quedo aquí. Carlos

Rafa Hernández dijo...

Bonito poema, y gracias por tu visita.

saludos.